2.5.2. Características literarias

Para comenzar, después de saber que pasó y colocar esta etapa tanto cronológicamente como literalmente, se van a nombrar las diferentes etapas que se llevaron a cabo. Principalmente, el modernismo se conoció también por la generación del 98 como por la del 27. Teniendo en cuenta esas dos fases, se crearon también tres etapas:
La iniciación, una de estas tres etapas, fue la primera generación modernista que duró concretamente desde el año 1882 al 1896. Durante este José Martí y Manuel Gutiérrez Nájera ganaron popularidad tanto por su actualización que llevaron a cabo en la lengua como por sus excelentes obras en el verso y en la prosa.
José Martí, nació en La Habana, Cuba, en 1853. Tras participar en algunos de los movimientos independentistas de Cuba, fue encarcelado varios años. Durante ese tiempo, su pasión por la escritura aumentó; por lo que al salir de la cárcel, se publicó su primera obra importante: el drama Adultero. Aunque también publicó otros como por ejemplo: Ismaelillo (1882), Versos libres (1878-1882), La edad de oro (1889) y Versos sencillos (1891).
Después de esta fase, comenzó la culminación tras en 1888, Rubén Darío publicara su libro en el que se hablaba sobre las grandes innovaciones en la palabra poeta.
Rubén Darío, nació en Metapa, Nicaragua en 1867. Ha sido conocido como el fundador del modernismo. En 1888 publicó su primer libro: Azul; una de sus producciones más destacadas en el modernismo. Escribía prosa y poesía pero también solía crear algún que otro relato breve. A lo largo de su vida, viajó tanto por América donde actuó y publicó varias veces, como por España. Murió en León, Nicaragua, en 1916.
Para finalizar los periodos del modernismo, se encontró la continuación también conocida por la segunda generación modernista. En esta, tras soportar la muerte de los que comenzaron esta época, los escritores siguieron escribiendo sobre ella.
Para continuar, se debe decir que el modernismo se basa en unas características muy parecidas en cuanto a todos los géneros literarios. Pero también hay unas que son comunes y que lo globalizan: amplía la libertad creadora, en el arte rechazan la vulgaridad, los poetas escriben sobre la realidad cotidiana dejando así actitud abierta hacia todo lo nuevo. En cuanto a la decoración utilizaban temas mitológicos, la Grecia antigua, el Oriente y también la Edad Media. Por otro lado, los escritores, utilizaban la versificación irregular (medidas irregulares de los versos), el verso libre y la libertad estrófica.
Dejando de lado las características y las etapas más importantes del modernismo, dejamos paso a los géneros literarios. Comenzando por la poesía, de los más importantes, podemos conocer a Antonio Machado y Miguel Hernández que fueron y son éxitos verdaderos.

En la poesía modernista, aparte de las características citadas anteriormente, hay que decir que el lenguaje poético de esa época, intentaba sugerir sensaciones. El léxico como el idioma, dio un gran paso y por lo tanto enriqueció bastante. En cuanto al ambiente, eran simbolices y evocadores. En cuanto a la métrica, como se ha dicho anteriormente, era irregular y cada estrofa tenía su propia medida.
A pesar de que la mayoría de los escultores colaboraran con los arquitectos, también había escultores que trabajaban individualmente a la arquitectura. Estos escultores, creaban sus esculturas basándose en el arte modernista; es decir, una mezcla entre el simbolismo y el realismo.
La escultura modernista surgió con Josep Llimona, Miquel Blay, Enric Clarasó y Eusebi Arnau, los cuales, fueron personajes importantes en el modernismo, gracias Auguste Rodin, el cual, expresó su simbolismo a través de una figura femenina creando así el modernismo.
La arquitectura modernista se desarrolla entre los siglos XIX y XX.
Sus características generales son:
-Elementos estructurales y ornamentales inspirados en elementos vegetales de tipo orgánico: formas redondeadas, entrelazados (arabescos). Se busca la inspiración en formas de la naturaleza, no limitándose solo a la decoración sino también a la estructura del edificio, concebido como un organismo vivo.
-Carácter envolvente: lo decorativo y lo funcional se unen.
-Predominio de la línea curva, disimetrías, estilización. Rechaza los esquemas simétricos y predomina lo ondulado, que trasmite vitalidad, fuerza, asimetría e irregularidad. Se intenta expresar un componente de optimismo, que corresponde al estado psicológico de la clase social.
-Adquiere gran importancia el diseño convirtiendo los edificios de arquitectura modernista en obras muy atractivas.
-Empleo de nuevos materiales constructivos: hierro (recuperación de forja artística); y materiales que estaban en desuso. Ladrillo, azulejería.
-Libertad e imaginación. Sacar al arte de las normas convencionales.
-Arquitectura simbólica, sugerente embellecida que despierta los sentidos.
-El modernismo es un estilo estético típicamente urbano.
-Su denominación implica la idea de innovación novedad y proyección de futuro.
La arquitectura modernista en España, se manifestó sobre todo en Cataluña, ya que estaba abierto a las corrientes procedentes de Europa.
El arquitecto Doménech i Montaner (1849-1923) es clave en la definición “Modernismo arquitectónico”, mostró la vía para que la arquitectura reflejará el carácter nacional catalán. Es significativa su “casa Llelo” (Barcelona). Otras obras: Hospital de la Santa Creu, Palacio de la música.
Antonio Gaudí:
Fue el más imaginativo y entre sus características podemos destacar el gusto por recuperar y mezclar estilos arquitectónicos. Los edificios se envolvían en una profusa decoración imaginativa y surrealista. Principales obras de Gaudí: La sagrada familia, Casa Mila (la pedrera), El parque Güell.