2.6.2. Características literarias:

ARTE CONTEMPORÁNEO


A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, sucedieron grandes cambios transcendentales en la historia de Europa a raíz de la Primera Guerra Mundial. Primero, surgió una inestabilidad social; segundo, se intensifico la rivalidad económica y política entre las distintas naciones y tercero, se caracterizó una productividad en el ámbito científico e intelectual. En ello, los planteamientos tradicionales en música, arquitectura, arte, etc…se vieron afectados y en consecuencia fueron reformados y comenzaron a manar nuevas corrientes llamadas “ismas”.

Más tarde hubo dos etapas, el comienzo de la II Guerra Mundial, en la cual surgieron las vanguardias históricas o las vanguardias artísticas, y el fin de la guerra, que tuvieron lugar las segundas vanguardias y el postmodernismo.

Las raíces del arte contemporáneo acompañadas del Impresionismo y del Postimpresionismo comenzaron a finales del siglo XIX. En la primera fase, dentro de las vanguardias históricas nacieron diversas etapas: el fauvismo, el expresionismo, el cubismo, el futurismo, el constructivismo, el neoplasticismo, el dadaísmo y el surrealismo. Todas ellas caracterizadas por desear una nueva visón de la realidad y por experimentar con el color, las formas y la composición.

El fauvismo ilustraba una paleta de fuertes colores y dibujos de trazos creando una mayor expresión. En opinión de los fauvistas Henri Mattise fue considerado el líder cuyo objetivo era expresar los sentimientos a través de los colores y las formas.

El expresionismo mediante un color más violento y contenidos simbólicos valoraba los contenidos y las actitudes emocionales. Die Brûcke (El Puente) de origen Alemán fue el primer grupo expresionista. Y a finales del año 1910 se fundó Der Blaue Reiteró (El jinete azul), formado por grandes artistas como Kandisky.

Los artistas del futurismo italiano trabajaron con el cubismo dinámico repitiendo líneas e imágenes para representar el movimiento y la velocidad. Gini Severini fue uno de los grandes ilustres de aquel estilo.

El cubismo tiene dos características: remarca la superficie plana y la bidimensionalidad del lienzo y crea nuevos puntos de vista. Ha habido diversas fases, a la primera se le llamó cubismo analítico, desde el año 1909 hasta el año 1910 y los artistas buscaron formas tridimensionales en elementos geométricos, cúbicos y proyecciones planas, es decir, usaban muchos planos que se cruzaban entre ellos y por otra parte, empleaban un solo color. La segunda se llamaba cubismo hermético que comenzó en el año 1910 y finalizó en el año 1912. Se caracterizó por sustituir los diversos planos por las líneas. Y la tercera fase se llamaba el cubismo sintético que tras el cubismo hermético continuó hasta 1914. En la cual el collage era lo más importante, todos los lienzos estaban compuestos de materiales como madera, papeles de periódico, plumas o fotografías. En ellos relucían colores suaves, muchos planos e introducciones de palabras, letras y texturas.

external image pablo-picasso-senoritas-de-avignon.jpg
Las Señoritas de Avignon fue una gran obra que marcó el origen del cubismo.

external image picasso-759297.jpg(Pablo Picasso)

Por otra parte, Pablo Picasso fue un gran maestro del cubismo. El primitivismo influyo muchísimo en el cubismo y el artista malagueño eligió muchas características que anteriormente habían sido empleadas por las culturas primitivas: la simplicidad compositiva, el esquematismo, las angulosidades y los colores primarios fueron las más destacadas.
external image fabrica-de-horta-del-ebro-1909-pablo-picasso-custom.jpg external image PabloPicassoGuernica1937.jpg
Fábrica de Horta del Ebro. 1909. Pablo Picasso. Gernikako arbola. Pablo Picasso

El arte abstracto o el arte no figurativo, al igual que el futurismo, fueron influidos por el cubismo. El suizo Paul Klee fue un gran artista conocido por sus acuarelas abstractas. Los artistas rusos como Maliévich, Rodchenko y Vladimir Tatlin en cambio, fueron conocidos por emplear un arte abstracto construido geométricamente.

El neoplasticismo, un movimiento vanguardista producido en los países Bajos; caracterizaba la bidimensionalidad basándose en el arte puro, glorificando la complejidad y expresando las leyes del equilibrio. Piet Mondrian un gran artista de está etapa, utilizaba las únicas rectas delimitando los rectángulos de colores.

El movimiento dadaísta es la representación de la antítesis del nacionalismo y de otros teóricos abstractos. Eligieron la palabra “Dada” para expresar su protesta y su desacuerdo con el sistema de valores burgueses. De esta forma dieron vida a sus obras antiestéticas. Marcel Duchamp, el mayor artista del movimiento dadaísta, fue conocido por inventar el ready-made. El estilo era popular por usar objetos cotidianos como obras artísticas, generalmente esculturas; el caso de el urinario llamado la Fuente fue el más celebre del movimiento. external image marcel-duchamp-toilet-ready-made-dada-movement-1917-t1.jpgurinario duchamp

Los surrealistas tenían como principal objetivo los sueños y el subconsciente de las personas. Así lo reflejaban en sus creaciones.

En la misma etapa se trabajaba con dos corrientes: el figurativo y el abstracto. Salvador Dalí y Jean Arp fueron grandes ilustres de ellos. la_persistencia_de_la_memoria.jpgSalvador Dali La persistencia de la memoria
Al terminar la segunda guerra mundial aparecieron las segundas vanguardias. La sociedad del consumo y el capitalismo se desarrollaron; en consecuencia el valor del arte incremento.

Movimientos como el Pop trabajaban con la ironía y el sentido del humor. Hubo diferentes vertientes del arte: el Povera o Nuevo Realismo Francés, el arte Conceptual o Minimal y el Expresionismo abstracto. El arte Povera se caracterizaba por el uso de los desechos de la sociedad. En cambio, el arte Minimal se concentraba en una inteligencia superior a la media y el expresionismo abstracto reflejaba los sentimientos de los artistas.

ARQUITECTURA CONTEMPORANEA

La arquitectura contemporánea acompañada del postmodernismo comenzó alrededor de los años 70. Respondía a las contradicciones de la arquitectura moderna y sus principales objetivos eran recuperar las formas del pasado pero con la ayuda de las tecnologías del presente; recuperar el omamento, es decir, las columnas, las pilastras y las molduras; utilizar formas de todos los periodos e intentar solucionar los errores de las calles cometidos por el movimiento moderno dejando de lado los problemas sociales, culturales y económicos.

A finales de los 80 nació uno de los movimientos más polémicos de la arquitectura contemporánea: el desconstructivismo. El mismo movimiento creado por el filósofo argelino Jacques Derrida, tenía como mayor característica el diseño no lineal, la manipulación de las superficies de las estructuras y distorsionar los principios básicos de la arquitectura, como la estructura. El objetivo del desconstructivismo era incumplir las reglas de la modernizacion, construyendo edificios cahoticos.


MÚSICA CONTEMPORÁNEA

Los cambios sociales que acarrearon la guerra Europea y en nazismo tuvieron un efecto directo en la música contemporánea. Siendo una manifestación artística, la música del siglo XX revoluciono a Europa; con sus cambios ideológicos, políticos y sociales. La tradición se guardó en el cajón de la ropa sucia y con nuevos recursos se crearon ritmos y melodías totalmente diferentes. Aunque los precursores del cambio siempre fueron compositores que navegaban en contra de las normas, aportando criterios o instrumento nuevos. Gracias a su espíritu la música evoluciono a la par de la humanidad, desde la música primitiva hasta la de la actualidad; liberando las ideas de los compositores y asombrando al ser humano.

LITERATURA CONTEMPORÁNEA En la literatura Contemporánea hubo tres clases de literaturas: la primera fue en la literatura española de la posguerra del siglo XX, la segunda la literatura hispanoamericana del siglo XX y la tercera la de los ensayos que fue en los siglos XIX y XX. La literatura española de la posguerra: Desde el final de la guerra en 1939 hasta la muerte de Franco en 1975, todas las generaciones de novelistas, poetas y dramaturgos tenían como principales objetivos criticar el esteticismo y la denuncia social. La posguerra: la alta comedia y el teatro humorístico El mundo del teatro en la inminente posguerra es lamentablemente pobre. Las invenciones más originales y seductoras anteriores a la guerra desaparecieron junto con sus respectivos autores, ya fallecidos (Lorca, Valle-Inclán) o exiliados (Max Aub o Alberti). En las salas comerciales continuaba dominando el teatro tradicional que trataba de evadirte del mundo real y la comedia benaventina común y popular, que cumplía con su objetivo, el de entretener. Al mismo tiempo, nació el teatro humorístico de Mihura y Jardiel Poncela; cuyos mayores distinguidos rasgos eran las situaciones improbables e irracionales y los diálogos corregidos por una lógica poco habitual. Por otra parte hubo dos etapas para la comedia: la primera fue el teatro burgués y segunda la alta comedia. El teatro burgués fue una de las primeras comedias burguesas al principio del siglo. En aquella época la mayor comedia era la de Jacinto Benavente, cuyas primeras obras (Los intereses creados, 1907) criticaban las clases medias y por otra, supusieron una novedad frente al teatro grandilocuente de José Echegaray. Después ofreció una actitud más atenta con el público burgués y en consecuencia las conocidas obras Señora ama (1908) o La malquerida (1924) llegaron a ser muy populares. Jacinto Benavente también fue conocido por ganar un premio Novel en el año 1922. La alta comedia en cambio, fue un tipo de teatro que dio gran importancia a la elaboración de la obra y a la construcción de la trama, los diálogos o los juegos escénicos. La clase burguesa acomodada era el ambiente de aquellas obras, su objetivo era entretener y sus principales argumentos eran la infidelidad o el adulterio. En el final de estos argumentos triunfaban la fidelidad, la honradez y el amor. En la posguerra Enrique Jardiel Poncela, Miguel Mihura, Edgar Neville, José María Pemán y Juan Ignacio Luca de Tena, entre otros fueron los autores destacados.